Visitas Totales

martes, 5 de julio de 2011

LIBRA



Hallamos el simbolismo Egipcio relacionado con la Ley de la balanza o ley de causa y efecto, mejor conocida como Ley del Karma. Por medio del conocimiento Real y superior de la cosas que se aprende en la enseñanza Gnóstica, el maestro Samael nos enseña cómo combatir esta ley y pagar karma, que es bajo la premisa “Una Ley Superior trasciende una Ley Inferior” y realizando las practicas correspondientes a realizar Negociaciones con los Señores de la Ley. Abajo, al centro surge un narciso, la planta de este signo zodiacal. 

Que nos recuerda la leyenda de Narciso en la mitología griega, de ahí el nombre de Narciso alegorizando el narcisismo de las gentes.


Nuevamente el misterio de la esfinge representada ahora en forma dual. Dos esfinges con rostros humanos representando al elemento agua, el ens-seminis, nuestras aguas primordiales, las garras al elemento fuego, Nuestro fuego sexual, nuestro impulso sexual, las patas de toro al elemento tierra  que hacen alusión a nuestra materia corporal, a la tierra filosofal de los alquimistas medioevales y las alas al aire, a nuestra alimento que obtenemos del Prana. Y también hace alusión a nuestra mente y a nuestros pensamientos; Sus patas delanteras colocadas sobre un cubo perfecto, que junto con la rosa, representa a la piedra filosofal, (metal blanco y brillante) fundamento de la ciudad de Heliópolis. En Conjunto también nos recuerda de alguna manera a la pareja laborante de la Gran obra que ve los frutos en la labor de la Novena esfera, la flor nos habla no tanto de los poderes que se desarrollan sino de las virtudes que se obtienen en la fragua encendida de Vulcano, por ello las garras que representan nuestro fuego interno, nuestro impulso sexual tocan al cubo, a la piedra que ya se encuentra perfectamente elaborada y pulida, pues como sabemos es con la práctica del Sagrado Eroar que pulimos a la piedra hasta transformarla completamente en un cubo perfecto.

El piso de cuadros de color blanco y negro simbolizando el tablero de la vida y la dualidad que existe en ella que manejan los señores de la Ley.

El Yin y el Yang de los chinos indica la cruz en movimiento, el color rojo la fuerza masculina y el azul la fuerza femenina, se expanden en forma de vapor, es el Akhasa y sirve de fundamento a la creación que se erige por leyes administradas por los señores de la justicia cósmica.

Entre las dos manos El fuego vivo de la creación que es el fuego sagrado del iniciado, los diez dedos de la mano representan la generación, la rueda del samsara, con sus numerosos ciclos de manifestación; también representa el ciclo de existencias del ser humano, donde debe aprender y calificar para su auto Gnosis. La rosa en la cruz es el alma transformada íntegramente, y también nos recuerda al antiguo Rosacrucismo Gnóstico.

Sosteniendo la balanza el Dios Thot (escriba de los Dioses) que encierra los misterios sexuales y la Diosa egipcia Hator, con los cuernos del Toro sagrado Apis, (el Padre) con la brillante estrella de la mañana, representan ambos dioses el tribunal de la justicia cósmica, el supremo orden y el equilibrio, la sabiduría y el amor, la ley y la misericordia, en los platillos de la balanza de la justicia debemos colocar la pluma (la sabiduría) y en el otro el corazón, (el amor), ello también representa que debe haber equilibrio entre la mente y las sensaciones, otra forma de ver esta representación es que en el corazón los errores no deben existir por eso se equilibran con la pluma que representa al elemento aire, y cuando el corazón pesa más que la pluma se ejecuta la ley del Karma; debemos hacernos conscientes de la ley del Karma, no debemos olvidar que la Misericordia y la Justicia son las columnas torales, fundamentales en que se fundamenta la gran Ley.

Arriba el símbolo del Infinito, en cuyos extremos se encuentra el sol y la luna, el oro y la plata, el mercurio y el azufre en forma ordenada y de acuerdo siempre a la Ley, nuevamente es una alusión a la batalla de la mente contra sexo, del corazón contra la mente, por ello se debe seminizar al cerebro y cerebrizar al sexo.

Rige del 23 de septiembre al 23 de octubre, es elemento aire y rige los riñones. Los genios siderales que gobiernan a éste signo zodiacal  Hadakiel y Grasgarben, en cuanto a las características de éste signo tenemos que sus nativos sufren mucho en el amor, tienen muchas aptitudes y una gran facilidad para ganarse el pan de cada día , por ser el signo de la balanza cósmica, sus nativos son justicieros por naturaleza. Les irritan  las dulces palabras de los malvados, por su forma de ser clara y sincera suelen llenarse de enemigos gratis. En el aspecto superior son castos, en el aspecto inferior son adúlteros y fornicarios,  muchas veces son incapaces de sentir piedad, la lujuria, y el odio son locuaces y siempre quieren estar en primera fila, los libranos del aspecto superior prefieren pasar inadvertidos, además gustan de la buena música y de las bellas artes. Tienen un tipo de espiritualidad que las demás personas no comprenden. Deben aprender a cultivar con ayuda de este grupo de estrellas el equilibrio, desarrollar una visión interior, imaginación consciente y el amor desinteresado por los demás.