Visitas Totales

RADIO I.G.E.O.M. MÉXICO

sábado, 21 de mayo de 2011

VIRGO


VIRGO.

En este precioso cuadro hallamos a la Divina Madre en sus aspectos fundamentales, que son:
A)        La Inmanifestada Kundalini (la madre cósmica de donde surge todo lo creado) representando el caos o las aguas puras de vida de todas los libros sagrados de donde se originó todo lo que es, ha sido y será. Los egipcios la llamaron Nut o Nuith, los aztecas Teteoiná, los indostanes la Prakriti, sustancia primordial que fecundada siempre por el Tercer Logos da origen al fuego para que surja la vida.


B)        Isis inefable, casta diana, (sabiduría, amor, poder) que es el aspecto mas referido que es la parte que nos otorga la sabiduría cuando la necesitamos, amor y fuerza espiritual y poder; la parte que se encarga de entregarnos los poderes cuando estamos preparados, cuando hemos eliminado ciertos defectos de tipo psicológico. Aquí entra con el nombre de Tonantzin, Rea, Cibeles, María, Maia, etc. En el aspecto de madre interior, particular, cada quien tiene la suya, hay tantos padres-madres en el cielo como seres humanos en la tierra. El estudiante gnóstico debe comprender como trabajar con la Divina Madre individual
C)        La Hécate griega, la Proserpina egipcia, la Coatlicue azteca, (la reina de los infiernos y la muerte terror de amor y ley), es aquella que nos castiga por nuestro propio bien cuando lo necesitamos para no caer en mas degeneración, ella es quien nos ayuda a la eliminación de nuestros defectos de tipo psicológico una vez que los hemos comprendido.
D)        La Madre Natura Particular Individual, aquella que creó nuestro cuerpo físico; es la que puede meter nuestro cuerpo físico en estado de Jinas, es la artífice que dio origen a este vehículo.
E)        La Maga Elemental Instintiva, aquella que originó nuestros instintos; cuando esta divina fuerza despierta, asciende victoriosa por el canal medular espinal para desarrollar en nosotros los poderes que divinizan que nos ayudan pero ellos no son ni deberán ser nuestro único fin, sino un paso más hacia la conquista de nuestra conciencia totalmente liberada.
Describe el marco principalmente toda la fertilidad y fecundidad de la naturaleza, formado con plantas mercurianas donde ha incrustado elementos alquímicos, cabalísticos y la simbología astrológica del signo en estudio. En el Centro del cuadro observamos a la virgen alada mostrando la belleza y fecundidad de la naturaleza.
En el centro y hacia arriba la sustancia primordial de la Madre Inmanifestada, el akasha de los orientales, la nebulosa macrocósmica de donde salen los mundos, el kaos primigenio.
Arriba a la izquierda el Dios Mercurio que extiende sus manos hacia la nebulosa, indicando que el mercurio, en nuestra materia el agua Primigenia, el ens seminis es indispensable en toda creación; indica como La Prakriti es fecundada por el Tercer Logos para dar origen al fuego y a la vida. Del otro lado el mono con un pergamino donde Johfra coloca el ideograma de Mercurio, así mismo sostiene una balanza y en un platillo de ésta una pluma de la Diosa Maat (Diosa de la justicia divina) y representa el equilibrio con la Ley del karma.
Isis como madre de los elementos la podemos observar rodeada con éstos símbolos: El rostro de Ángel representa al elemento agua, cabeza de águila elemento aire, abajo la cabeza de toro elemento tierra y cabeza de león elemento fuego, Estos son los cuatro elementos de la alquimia que se refieren a nuestra materia y la labor que con ellos se debe realizar en aras de la gran obra.
Los dos libros, uno abierto y el otro cerrado. El abierto es la labor alquimista del iniciado y laborante de la gran obra y el libro cerrado es la materia prima en estado caótico. También simbolizan la sabiduría que la Divina Madre nos puede otorgar, tanto manifiesta como oculta. En el libro abierto hay un dibujo del árbol de la vida que representa a los diez sefirotes, el descenso de la vida con sus múltiples procesos naturales y el ascenso o regreso hacia el Padre-Madre interior, mediante estos diez sefirotes.
Encontramos diversos elementos que corresponden al laboratorio del alquimista, como son el Matraz, así como abajo un Ibis, aquel que vive de agua pura, el ave fénix (tercer Logos) y una zorra representación de la Ley divina.
En general esta pintura es espléndida, maravillosa, llena de símbolos naturales, representando toda la magia y esplendor de la naturaleza que la divina madre otorga a todos sus hijos en forma generosa. Sin embargo los nativos no solo de este signo, sino de todo el zodiaco, solemos ser muy egoístas y crueles con todo lo que nos rodea, sin comprender que el ser humano provoca su propia destrucción.
Los nativos de este signo deben trabajar con la inteligencia de Mercurio y con la razón objetiva del Ser y así transformar los yo-es escépticos, razonativos y egoístas en un talento crítico-analítico superior y volverse geniales, altruistas y profundamente desinteresados.